La glucosa es la fuente de energía para la mayoría de las células, la utilizan para cubrir las súbitas demandas de energía de un organismo.